Fortalecimiento del suelo pélvico

El suelo pélvico es el conjunto de músculos situados en la zona baja del abdomen y en la pelvis.

Estos músculos se encargan de funciones como la continencia y el soporte de los órganos pélvicos además de estabilizar la zona lumbar e intervenir en la postura.

Ventajas de la fisioterapia del suelo pélvico

La fisioterapia en el suelo pélvico es una herramienta muy efectiva y beneficiosa gracias a la cual se puede acabar con problemas como son la incontinencia, el dolor, disfunciones sexuales, además de disminuir y controlar los síntomas de los prolapsos en esta zona.

Por otro lado sirve para mejorar el bienestar físico de mujeres que busquen quedarse embarazadas, siendo una intervención muy positiva tanto durante el proceso de la maternidad como en el postparto.

Patologías comunes del suelo pélvico

Incontinencia urinaria

Es una patología consistente en la pérdida del control de orina.

Hay muchos tipos de incontinencia urinaria, aunque las más comunes son la incontinencia urinaria de esfuerzo (por ejemplo, al toser) y la incontinencia de urgencia (necesidad inminente de ir al baño y pérdida de fuerza en el suelo pélvico) 

Dolor pélvico

Se presenta por debajo del ombligo y entre las caderas y dura seis meses o más.

Este dolor se suele caracterizar por ser punzante o con calambres unido a sensación de pesadez, se puede experimentar durante las relaciones sexuales, con los movimientos intestinales, micción o tras largos periodos de estar sentado. 

¿Cómo trabajamos el suelo pélvico?

Tratamiento de terapia manual en la musculatura del suelo pélvico y terapia miofascial visceral.

Osteopatía en la articulación sacrocoxígea y lumbar.

SIS y diatermia para relajar la musculatura y el dolor y recuperar el tono muscular de la zona.

Readaptación funcional para la reeducación del suelo pélvico y de la columna lumbar. 

Neuromodulación percutánea ecoguiada en las raíces lumbares, sacras y coxígeas que comparten inervación con la musculatura del suelo pélvico.

Láser de alta potencia para bajar dolor, inflamación además de bioestimular para una recuperación precoz.

Ondas de choque para desbloquear la bomba de calcio, y por lo tanto, invertir la crisis metabólica en los miofilamentos y liberar punto gatillo que estén aumentando el dolor en el sacro.